Hipertermia y radioterapia

El potencial de la hipertermia es cada vez más reconocido. Básicamente, se trata de un proceso natural, similar a la fiebre, que no tiene efectos adversos a largo plazo si se aplica correctamente. Resulta interesante el hecho de que los objetivos y motivaciones para emplear la hipertermia pueden variar enormemente. Hoy trataremos el uso de la hipertermia en combinación con la radioterapia. Dos autores del «Journal of Clinical Oncology» ya escribieron hace unos años que la hipertermia era «uno de los sensibilizadores a la radiación más eficaces que se conocían», es decir, una de las formas más eficaces de conferir una mayor eficacia a la radioterapia1.

¿Por qué, entonces, la hipertermia, con tan pocos efectos secundarios, tiene tanto potencial para aumentar la eficacia de una radioterapia?
1. Antes de nada es preciso tener presente el efecto que tiene realmente la radiación gamma dura sobre las células. ¡Ninguno, en principio! Solo indirecto, ya que incide sobre las moléculas de oxígeno y genera radicales de oxígeno libres. Son estos radicales los que provocan daños en el ADN. Por lo tanto, si tuviéramos un área objetivo rica en oxígeno, el efecto de la radioterapia sería bastante mayor que en un entorno con una oxigenación relativamente baja. Por desgracia —ya se lo habrán imaginado—, los tejidos tumorales suelen tener un peor suministro de oxígeno que el tejido sano normal. De ahí que cualquier medida que mejore un poco la saturación de oxígeno sea útil. Este es precisamente uno de los efectos de la hipertermia local. El calentamiento provoca una mayor circulación sanguínea local, los tejidos se dilatan ligeramente y la permeabilidad, o perfusión sanguínea del tejido, mejora. Así, la hipertermia contribuye a la aparición de más radicales, que son los verdaderos causantes del daño provocado al ADN. La hipertermia local en el área objetivo también puede elevar ligeramente el nivel de oxigenación durante varios días2.

2. Después de la radioterapia quedan muchas células con roturas en la doble hélice de su ADN en el área objetivo. Cada célula cuenta con mecanismos inherentes para reparar estas dobles roturas. Sin embargo, este mecanismo se inhibe si la célula está bajo estrés. El calor es una forma de estrés. Este efecto, denominado coloquialmente en inglés «fix the damage», provoca que la finalidad de destruir el ADN de las células tumorales del área a tratar mediante radioterapia pueda conseguirse incluso a largo plazo si las reparaciones son posibles en menor medida.

Existen otros efectos sinérgicos asociados al ciclo celular que no trataremos en detalle aquí. Destacan los efectos sinérgicos inmunológicos con la radioterapia, que trataremos en una otra publicación más adelante.
En todo caso, estas motivaciones están bien fundadas desde el punto de vista clínico. Se han realizado numerosos estudios que han estudiado los resultados de una radioterapia por sí sola y los han comparado con los resultados de la misma radioterapia combinada con hipertermia local. Los resultados a favor de la terapia combinada con hipertermia son muy significativos13. Por ello, es de lamentar que muchas radioterapias realizadas en países del espacio germanófono —incluidas algunas universidades— todavía no hayan integrado la hipertermia como cotratamiento.

> ir a las fuentes bibliográficas completas


  1. M. R. Horsman, J. Overgaard; Hyperthermia: a Potent Enhancer of Radiotherapy. En: Clinical Oncology (2007) 19: 418e426 doi:10.1016/j.clon.2007.03.015  

  2. L.Lüdemann, G. Sreenivasa, H.Amthauer, R.Michel, J.Gellermann, P.Wust; Use of H2 15O Pet for investigating perfusion changes in pelvic tumors due to regional hyperthermia. En: Int.Journal of Hyperthermia June 2009 25 (4): 299-308  

  3. NR Datta, SG Ordóñez, US Gaipl, MM Paulides, H Crezee, J Gellermann , D Marder, E Puric,S Bodis; Local hyperthermia combined with radiotherapy and-/or chemotherapy: recent advances and promises for the future. En: Cancer Treat Rev. 2015 Nov;41(9):742-53. doi: 10.1016/j.ctrv.2015.05.009. Epub 2015 May 27. Review. 

Dr. med. Hüseyin Sahinbas

El Dr. Hüseyin Sahinbas es considerado uno de los mayores expertos de Europa en el uso de la hipertermia para el tratamiento oncológico. Es radiólogo centrado en la microterapia intervencionista (en la que trabajó durante años en el Instituto Grönemeyer), radiooncólogo y cuenta con numerosas cualificaciones adicionales en la medicina complementaria, la medicina tradicional china y la medicina paliativa. Es jefe médico de la Clínica de Radioterapia y Oncología Radioterápica de Bochum y participa en la investigación del Instituto de Hipertermia en la Universidad del Ruhr Bochum. Además, desde el año 2000 tiene una consulta privada especializada en la hipertermia y la medicina complementaria con una orientación fundamentalmente oncológica. Desde mayo de 2018 es presidente de la Sociedad Alemana de Hipertermia y es un solicitado ponente internacional en torno a los complejos temas referidos.

Enviar correo

Contacto

Celsius42 GmbH
Hermann-Hollerith-Str. 11
52249 Eschweiler
Deutschland

+49 (0) 24 03 – 7829 230
Enviar correo

Celsius42 Korea LTD
Gunpo IT-Valley, S-B102, 17, Gosan-ro 148 Beon-gil,
Gunpo-city, Gyunggi-do,
South Korea

+82-70-5208 7622
Enviar correo