La hipertermia funciona y es un tratamiento complementario útil del cáncer

Múltiples estudios realizados en los últimos años respaldan esta afirmación. Hoy nos referiremos a los tumores superficiales de mama y de la pared torácica a partir de dos estudios concretos:
Un estudio sobre los tumores de mama y de la pared torácica de los Estados Unidos:

Ellen Jones et al.; Randomized trial for hyperthermia and radiation for superficial tumors; en: Journal of Clin.Oncology Vol.23.;13, 2005

Y una sinopsis actualizada de los casos de éxito en el tratamiento de estos tumores de Suiza:

Markus Notter, Helmut Piazena y Peter Vaupel (2016): Hypofractionated re-irradiation of large-sized recurrent breast cancer with thermography-controlled, contact free water- filtered infra-red-A hyperthermia: a retrospective study of 73 patients; en: International Journal of Hyperthermia, 2016 DOI: 10.1080/02656736.2016.1235731

Ellen Jones concibió un estudio diseñado con gran esmero en el que participaron un total de 109 pacientes. Dividió a los pacientes con tumores superficiales en dos grupos: un grupo de tratamiento convencional con radioterapia y un grupo tratado con la misma radioterapia más hipertermia complementaria. Antes de la asignación aleatoria a los grupos, el equipo comprobó que los pacientes (todos) respondían realmente a la hipertermia. Los pocos que no lo hicieron no fueron incluidos en el estudio.

Como resultado del estudio, el 42,3 % de los pacientes a los que se administró la radioterapia respondieron completamente al tratamiento. Sin embargo, en el otro grupo, al que se administró también hipertermia de forma complementaria, la tasa de respuesta completa fue bastante más alta, del 68,1 %. En cada caso se comprobó mediante exhaustivas mediciones de temperatura que efectivamente se había alcanzado el calentamiento deseado. Aunque esto no resulta complicado con los tumores superficiales, también se midió continuamente la temperatura en el propio tejido. En el caso de los tumores profundos, esta tarea habría resultado más complicada; de ahí que los autores seleccionaran este grupo de pacientes. Al resultado considerablemente superior alcanzado con la hipertermia no se asociaron efectos secundarios de importancia. Solo en un caso hubo una quemadura de tercer grado, pero el paciente se recuperó bien. (Nota: con las medidas que aplicamos hoy en día —siempre que se apliquen escrupulosamente—, las quemaduras son totalmente evitables).)

Los resultados de los pacientes que ya habían sido tratados con radioterapia y que, por lo tanto, tenían un tumor recurrente, fueron espectaculares. En este grupo hubo una tasa de respuesta completa del 23,5 % a la administración de la radioterapia sola. En cambio, con la administración adicional de la hipertermia se observó una tasa de respuesta completa del 68,2 %.

Este sorprendente resultado llevó a la principal autoridad en la materia de los Estados Unidos (US NCCN: National Comprehensive Cancer Network o Red Nacional de Centros Oncológicos Integrales) a incluir esta combinación de radioterapia e hipertermia para el tratamiento de tumores de mama recurrentes entre sus directrices terapéuticas.

En un estudio independiente del anterior, el radiooncólogo suizo Markus Notter, que trabaja actualmente en el Inselspital de Berna, realizó un experimento con un grupo muy complejo de pacientes y consiguió unos resultados increíbles. Se trataba de pacientes que padecían un cáncer de mama que había reaparecido después de un primer tratamiento (con radioterapia y otros tratamientos) y que se había extendido y cubierto un área amplia de la piel. Muchos de estos pacientes tienen grandes heridas exudativas que no se pueden tratar con buenos resultados mediante procedimientos convencionales.

Markus Notter utilizó una hipertermia superficial con dos emisores de infrarrojos refrigerados por agua y puso gran empeño en el control paralelo de la temperatura, lo que no es especialmente difícil de lograr en puntos próximos a la superficie. Estableció como pauta que la temperatura del área de tratamiento oscilara entre los 39,5 y 42 °C y que no superara los 43 °C en la superficie. Después, y esto es fundamental, los pacientes se sometieron a una radioterapia casi inmediata con una dosis hipofraccionada de 4 Gy en los 1-4 minutos posteriores al tratamiento térmico solo una vez por semana. Esto significa que la dosis de radiación total se redujo bastante en combinación con la hipertermia. El fundamento de este tratamiento es esencialmente inmunológico y los resultados clínicos de los pacientes fueron notables.

La tasa de respuesta completa de los pacientes con patología macroscópica se situó en el 61 %, siendo la recidiva parcial de un 33 %; solo el 5 % no respondieron al tratamiento y solo en una paciente se observó una progresión del tumor. Los nueve pacientes con patología microscópica experimentaron una regresión tumoral completa y duradera. Respecto a los efectos adversos, se observaron únicamente toxicidades de grado 1. Así pues, se dispone de una nueva modalidad de tratamiento para un segmento reducido de pacientes que, de lo contrario, no habrían tenido posibilidades de curación e inevitablemente habrían sido considerados paliativos. No es de extrañar que esta publicación se encuentre entre los trabajos originales más consultados de la revista especializada «International Journal of Hyperthermia».

Estos resultados están avalados también por Paulo Costa, un radioterapeuta de Oporto (Portugal) que combina la hipertermia dieléctrica c42 con la radioterapia CyberKnife en estos casos. En un congreso europeo celebrado en mayo de 2018 en Berlín, este especialista informó de los resultados de 12 pacientes con recidiva que fueron tratados con 32 Gy (4 Gy cada uno) e hipertermia regional una vez a la semana. Con una tasa de respuesta completa del 83% tras nueve meses, puede hablarse de un tratamiento eficaz, sobre el cual el Dr. Costa concluye lo siguiente: «Podría ser una opción para los pacientes a los que ya no quedan tratamientos válidos que ofrecerles».

Martin Rösch

La experiencia de Martin Rösch está asociada a Celsius42 desde su fundación. Sin embargo, como autónomo se dedicó durante muchos años de forma independiente a estudiar asuntos de aplicación clínica. Junto con los clientes, y en especial con el Dr. Hüseyin Sahinbas, llevó a cabo ensayos preclínicos de temperatura y participó en el diseño de perfiles de rendimiento. Aportó información y asesoramiento en el diseño de estudios y acumula muchos años de experiencia en visitas a clientes y entrevistas con nuestros usuarios y otros usuarios de la hipertermia. Martin Rösch ha sido ponente invitado en congresos de oncología sobre hipertermia en más de una docena de países y ha publicado artículos en torno a este tema en revistas científicas arbitradas.

Enviar correo

Contacto

Celsius42 GmbH
Hermann-Hollerith-Str. 11
52249 Eschweiler
Deutschland

+49 (0) 24 03 – 7829 230
Enviar correo

Celsius42 Korea LTD
Gunpo IT-Valley, S-B102, 17, Gosan-ro 148 Beon-gil,
Gunpo-city, Gyunggi-do,
South Korea

+82-70-5208 7622
Enviar correo